X A R B E T

Yo soy yo, y comparto circunstancias

El Libro de España. Primeras páginas.

si

libro de españa001

Si alguien pudiera pensar que el libro es una manipulación burda y tosca, está equivocado.  Se alecciona desde el sentimiento y la transgresión de la verdad para hacerla girar en la dirección deseada.

Fijaos en el párrafo:

-Tu sabes que mataron a nuestro papá en Madrid, y tenemos que ir a…

-A vengarle.

-¿Que se yo? A rezar en su tumba si es que existe y a trabajar por la causa de los buenos españoles.

La palabra “buenos españoles”, será repetida en muchas ocasiones, es una alusión a otros, que por deducción, serán los malos, una dicotomía folletinesca y falaz, los protagonistas, con los que se identifica el lector son los buenos.   Los nuevos escolares están en esta categoria.  Otros, los malos, mataron a nuestro papá en Madrid.

Y no deja de ser curioso, en la católica España de la posguerra, que se apueste de una manera tan sibilina por la venganza, sin pedirla expresamente, lo que incumplira los preceptos religiosos, sino dándola por supuesta, no negandola, sino sugiriendola.  Lección sublime de hipocresía.

Nuevo párrafo significativo:

Gracias a su calidad de francesa, logró salir con ellos de aquel infierno del Madrid rojo, en el que se hubieran muerto de hambre…

Nuevamente, la perversión de la verdad.  Madrid, fue asediada y bombardeada por el ejercito franquista, convirtiéndolo en un infierno, y condenando al hambre a sus habitantes.  Pero el autor del libro, invierte los términos, y para él, el causante del infierno y el hambre son los rojos.  ¿Y quién impedía salir de Madrid a dos niños?  No se necesitaba ser Francesa, pero interesaba decir que el único apoyo que tuvieron en el “Madrid rojo”, fue una extranjera.

Y la nostalgia de la patria como hilo conductor del regreso de unos niños, marginando incluso el recuerdo de la abuelita que les esperaba en Sevilla.

En fin, os dejo estas perlas por hoy, no os voy a escanear todas las páginas, pese a que ganas no me faltan, pero si algunas especialmente significativas de esta habil manipulación de sentimientos y sucesos.

12 febrer 2010 Posted by | Recuedos de niñez | , | 15 comentaris

El Libro de España. Primeras impresiones.

El libro de EspañaYa está en mis manos, un mensajero de MRV, me lo ha traído esta mañana, veintiocho con sesenta de reembolso, una firmita y el DNI.

Lo primero que me ha hecho gracia es que el nombre del antiguo propietario estaba no solo escrito en la primera página, como solía hacerse, sino también en la portada.  Beatriz Collaut Valera.  Paseo por san google y veo que es la hija de un notable arquitecto y escultor de Madrid, y que no se que de una placa del Cristo de la Agonía.  Clases pudientes habemus, por lo visto.

Luego al abrirlo, veré que está subrayado en algunas páginas, sobre todo en los nombres de los famosos que se mentan en el libro.  Pero veo que es solo en las primeras páginas, es lo que pasa, uno empieza el libro con mucho interés, lápiz en mano, y luego se va cansando.

Me da un poco de no se que, leer este libro que fue de otra persona.  Siento un poco de complicidad con Beatriz, a la vez que me parece que estoy metiéndome en sus intimidades, como si rebuscara en sus cajones.  Siguiendo en Google, he encontrado que en facebook, está la que podría ser una hija , pero voy a parar aquí, no tengo interés en contactar con ella, ni que sepa que existo.  Pienso que quizá, alguno de los libros escolares míos,  estarán en manos de algún librero, estos que practican la propiedad distributiva de lo viejo y usado. La única ventaja que tengo  es que debajo de mi cama no hay ninguna medalla del Cristo de la Agonía.

En la contraportada y primera página, una relación de libros de la Editorial y un lema:

“Casa editorial consagrada a la mayor dignificación del libro escolar.”

Empezamos bien, editorial consagrada a dignificar libros escolares.  Pero claro, si es una “dignificacion mayor”, debe estar justificado. A lo mejor hay también las hay menores, no lo se, yo de eso no entiendo. Además, no son palabras de mi agrado, yo preferiría hablar de rigor histórico, lectura amena, claridad de exposición de ideas. En fin, es “su” lema, por más que yo piense que algún interés pecuniario también habría.

En la antepágina del capitulo primero, el NIHIL OBSTAT. Firmado por el censor Vicente Tena, canónigo.  Un poco más abajo, ciudad y fecha:  Huesca 27 de Abril de 1951, la orden de imprimir por el obispo de Huesca, un tal LINO, que actúa, al parecer por mandato de (Lo pongo tal como viene):

S.E. Rvdma El Obispo,
Mi Señor,
Dr. R. Bonet y Llach
CANC. SRIO.

Dando por conocido lo de suexcelenciareverendísima, necesito que alguien me traduzca lo de “canc srio”

Y una cosa de la que no me había dado cuenta.  ¡¡No hay autor¡¡  Nadie firma el libro.  El autor, que lo debe haber, no sale, no aparece. Ignoro si es por modestia, por imposición, por tratarse de un trabajo colectivo o por darle un origen divino al libro, pero nadie se hace responsable de sus historias.  Quizá se pretenda que sea una voz en off, como la del NO-DO, la que vaya aleccionando al lector y guiándole por sus veredas.

Os dejo, tengo que seguir leyendo, los protagonistas están llegando a las vascongadas.

10 febrer 2010 Posted by | Recuedos de niñez | | 10 comentaris