X A R B E T

Yo soy yo, y comparto circunstancias

EL EGOTISMO Y EL EGOTRIP

El egotismo es el afán por hablar siempre de uno mismo y de afirmar la propia personalidad. Es un sentimiento que exagera la personalidad del sujeto con una actitud de soberbia. Es la persona que se da excesiva importancia a si misma y a sus experiencias vitales.

Esta dependencia de auto proclamarse continuamente dueño de la razón y de la verdad, es eterna, no tiene limite ni fin,

La palabra fue difundida en Europa por Stendhal, que tituló precisamente uno de sus libros de memorias Recuerdos de egotismo (1832, pero publicado en 1892).

Dice Stendhal

¿He extraído todo el partido posible para mi felicidad de las situaciones que el azar me ha deparado, durante los nueve años que acabo de pasar en París?

¿Soy un tipo sensato?

¿Poseo un auténtico sentido común?

El buscar la máxima felicidad de la situaciones de la vida, le había traído a pensar si era una persona sensata. De alguna manera expresaba su infelicidad.

Similar en su raíz a otras palabras, como egoísmo, egolatría, egocentrismo, comparte con ellas muchas características, pero quizá es la que genera mas insatisfacción y descontento.

Y es así, porque el egotismo es inacabable, no tiene fondo, ni mesura, ni fin, ni limite.

Todos generamos durante nuestra vida, algunos hábitos egóticos. Pero cuando los deseos de poder se convierten en obsesión, cuando se quiere acumular autoridad, cuando la ambición se desborda, el abismo sin fin del egotismo se abre a nuestros pies y nos absorbe.

Un articulo periodístico hablaba hoy de una supuesta droga llamada “egotrip”. Y se preguntaba por esta pastilla que alimentaba fomentaba y exacerbaba el ego. Y hablaba de algunas personas que al parecer se drogan con esta sustancia en nuestra sociedad económica, política y cultural. Yo también tengo candidatos, aunque no quiera citar a ninguno.

En el lado contrario, la humildad, la modestia, la generosidad, la búsqueda de la verdad más allá de los confines de nuestra propia mente, la aceptación del error, el contraste de pareceres, la evolución del pensamiento, el reconocimiento de nuestras limitaciones, son sentimientos que nos llevarán a una vida, quizá menos brillante, pero mucho más satisfactoria.

La satisfacción de las personas llega cuando se cumple un deseo, Incluso en el proceso a veces largo de conseguir algo, se es feliz.

Por eso de nuestra capacidad de limitar acotar y encauzar nuestros deseos, va a depender nuestra felicidad.

19 febrer 2011 Posted by | Humanismo y Religion | | 6 comentaris