X A R B E T

Yo soy yo, y comparto circunstancias

A-1. El Orgasmo. (La Sonrisa del Lunes)


Resulta, que por las tierras del Ampurdán, habia un payes, que era más del campo que las patatas.


Un dia, su mujer le dijo que había visto por televisión que las mujeres también podían tener orgasmos, y que ella, quería tener uno.

El le contestó que esto eran tonterías de la tele y que no hiciera caso, pero ya sabéis que las mujeres, cuando se ponen tozudas, lo consiguen, y al final, el marido cedió y se fueron a Barcelona a consultar a un médico para que les indicara lo que tenían que hacer para que ella tuviera un orgasmo.


El médico les indicó que lo que tenían que hacer: La próxima vez que hicieran el amor, alguien, mientras follaban, tenía que abanicarlos con un paipay muy grande, y que así lo conseguirían.


Y asi, lo hicieron, cuando llegaron a la finca, llamaron a Ngono, que era un Ugandés que trabajaba para ellos y le dieron un gran abanico para que les estuviera dando aire mientras estaban en plena faena.


Fue un fracaso, por mucho que el hombre se esforzara dándole y que el negro abanicara, la señora no consiguió su objetivo.


Volvieron al médico, el cual, muy circunspecto, les indicó que si esto fallaba, solo había una opción que era invertir los términos, que fuera él el que abanicara y que el otro se la endiñara a su mujer.


Obviamente, el hombre se negó en redondo, pero con los días y la amenaza de dormir en la cuadra, llegó al hombre a la conclusión que había que aceptar.


Y se pusieron a la labor, cogió le buen hombre el gran abanico, y Ngono, que también andaba algo necesitado, sacó su treinta y ocho y embistió a la campesina. El calibre y la fuerza del africano provocaron desconocidos ardores y nuevas sensaciones, y la mujer empezó a gemir, anunciando una explosión de placer y la inminente llegada del orgasmo.


Y el payes, abanicando como un poseso, al ver como reaccionaba su mujer, dijo lleno de rabia:


Hay que ver estos jodidos negros, ni abanicar saben.

11 gener 2010 Posted by | Humor | , | 13 comentaris