X A R B E T

Yo soy yo, y comparto circunstancias

JUANA MORA

Cuando un puntaprimero se va, algo se muere en el alma. Adiós, Juana, adiós, te recordaremos siempre, seria, honesta, trabajadora. Eran tiempos en los que el tener algunos años mas que nosotros,  te hacían un poco lejana, pero siempre con la “sonrisa Mora” en la boca, siempre amable.
Recuerdo el patio del “hotel” en los bailes tan entrañables, los dos círculos de cemento que eran las pistas, bordeados de sillas, donde los ojeadores y las ojeadas intercambiaban miradas.

Y en estas pistas, un día, un camarero pelirrojo, se lanzó unos bailes con Juana. Los que asistimos al evento quedamos un poco sorprendidos, porque a Juana siempre se la veia con el delantal del trabajo. Y verlos bailar pegaditos amenazaba evento.

Incluso alguien se atrevió a murmurar por lo bajini: Pobre Cholo, éste se lleva la primogénita y la herencia.

Y éste resulto ser un buen chaval, y se la llevó al huerto, pero no para medrar, sino para dar nueva fuerza a la saga.

José, inconfundible José, con tus cabellos de zanahoria y tus pecas, tu sonrisa franca y abierta, siempre a su lado, figura de bon gourmand, dicharachero  y alegre.

En el velatorio, cuando Cholo se me abrazó y dijo medio llorando: “No es aquí donde teníamos que encontrarnos, no es aquí.” a mi, también se me cayeron las lágrimas, porque tenia razón, no es buen sitio el velatorio, nuestro lugar estuvo y tendría que estar siempre frente a la playa, en la terraza del hotel, jugando vibrantes partidas de ajedrez o cartas, tomando pallofas, viendo en las pistas como se formaban amores.

La tristeza se me fué cuando después de dar el pésame a José, vi junto a el a una chica joven, pecosa y pelirroja. Tu eres su hija, dije pese a no conocerla, y ella, sonrió. Adios Juana, dejas huella y herencia, te recordaremos siempre.

Anuncis

11 febrer 2015 Posted by | Personal | | Deixa un comentari

BRUIXES

Sabeu quin es el problema de les bruixes?

Ni mes ni menys que no ho semblen.  No porten un capell punxut, ni cavalquen damunt una garnera, sinó que van vestides com una persona qualsevol, es traslladen com tots i la seva aparença es totalment comú.
Les seves paraules son dolces i la seva conversa agradable.
Peró de tant en tant, et claven una punyalada allà on saben que fa mes mal. Menteixen dient veritats a mitges i fonaren i fereixen sense profit.  Si, aixi son les bruixes.
No contesteu ni repliqueu mai a una bruixa, vos farà encara mes mal.  Deixeu-la que es dissolgui en el seu verí, que s’esbravi en ella mateixa i t’oblidi de una vegada i per sempre.

3 gener 2012 Posted by | Personal | | Deixa un comentari

Truc, que tengas felices sueños.

La eutanasia en los perros es legal. Ignoro la frecuencia con que se practica, pero la expresión “L’hem tingut que llevar” (Lo hemos tenido que quitar), es habitual, se pronuncia con expresión triste, y yo quiero creer en la sinceridad de los que la pronuncian.

Con que medida y criterios se aplica? ¿Hay algún tipo de control?

No lo se, pero de alguna manera los dueños deberian ser responsables de como se comportan con sus mascotas.

Creo que en determinados casos es necesaria, y no quiero ser yo juez de intenciones ni de personas, solo quiero contar la pequeña historia de nuestro perro Truc.

Truc era un perro fantástico, mezcla de Pointer y Braco. Fue el primero que tuvimos y lo traje a casa por navidad, como los turrones. Lo compré cuando ya tenia cuatro meses y tuve que elegirlo entre los dos que le quedaban a la madre, que según me dijeron era una muy buena cazadora.

No tengo mucha simpatía por los que usan sus perros para cazar, he oído y leído demasiadas crueldades con estos canes. Quizá el error sea el oficio de cazador, la pasión por matar, la caza como persecución y acoso.

Siempre he pensado que las conductas de las personas conforman su carácter. En esta linea, los cazadores, los azuzadores y asesinos de bestias en fiestas de pueblos, los asistentes a corridas de toros, peleas de gallos y otras barbaridades similares, lo que consiguen es embrutecerse a si mismos y llevar a cabo hechos impensables para un humano sensible, o simplemente para un humano-humano.

No se si Truc hubiera sido más feliz con un cazador, cuando lo llevábamos al campo era espectacular ver como saltaba  sobre los matorrales persiguiendo bandadas de pájaros que volaban bajo. Llevaba la caza en la sangre y era bonito verle plantado con una pata encogida y la cola recta como un palo.

Pero no le tocó cazar ni perseguir conejos, tuvo que conformarse con ser un can de casa, amigable y amoroso que movía la cola a todo el mundo, incluso al cartero.

Truc, un día, en el patio tuvo una pequeña convulsión de la que se recuperó enseguida. Nos dejó preocupados, pero no hicimos nada, pensando que era una cosa puntual. Cuando se repitió, lo llevamos al veterinario, que dijo que eran episodios de epilepsia y que la única solución era medicarlo. Empezamos con el luminal diario, primero una pastilla y luego dos. Los ataques eran cada dos o tres meses y duraban unas horas, luego el perro se recuperaba y todo seguía igual. Pasamos asi unos dos años.

Era duro sujetarlo cuando empezaban las convulsiones, calmarlo y luego irlo vigilando porque quedaba como si estuviera ciego, totalmente desorientado dando vueltas a la habitación de una manera impulsiva. Recuerdo que me lo llevaba arriba al dormitorio donde tenia el campo acotado y no se podía hacer daño, yo me tumbaba en la cama lo acariciaba cada vez que se acercaba. Poco a poco se tendía en su colchoneta y se dormía.

Tuvimos que ponerlo a dormir con nosotros, no fuera a tener un ataque por la noche. Cada día le poniamos su manta a los piés de la cama, y cada día, después de dormir un rato donde le habíamos indicado, se levantaba, y con la pata iba arrastrando su cama hasta ponerla en el suelo, junto a la mesita de noche. Me acostumbré pronto a no poner los piés en el suelo de golpe, él siempre estaba allí, acunado. La verdad era que me encantaba verlo cada día situarse junto a mi.

Quizá el día peor fue una noche, en la que no conseguíamos que se calmarla y tuve que llevarlo en brazos a las doce de la noche a casa del veterinario porque este no quiso venir a casa. Luego, además de cambiar de veterinario, aprendimos a inyectarle el pentotal en casa.

Como todas las cosas que van mal, siempre pueden ir peor, y en dos ocasiones en las que salimos unos dias de vacaciones tuvo unos ataques mas fuertes que nunca. Esto me ha dado mucho que pensar por si fuera la ausencia de sus amos lo que le moviera a estar peor. Mis hijos, que se habían quedado a su cargo, se comportaron como se esperaba de ellos, y lograron calmarlo y asistirlo, pero la segunda vez, no se llegó a recuperar del todo. Cuando llegamos del fin de semana que pasamos fuera, lo encontramos ya muy mal, un día después, murió.

Truc era un perro muy mio. Cristina dice que ella nunca pudo contactar demasiado con él, en cambio a mi me tenia un afecto muy especial.

Desde un principio, hice callar a todos los que al saber de su enfermedad, dicen, sugieren, comentan…. que hay que matarlo.

Tuve muy claro que era una decisión que me correspondía a mi, que la tomaría si lo consideraba necesario pero que no tenia ninguna prisa y que no me achucharan en este sentido.

Lo que me cabrea de estas cosas es que es siempre, el más tonto, el que apenas lo ve, el que pasa de el cuando viene de visita, el que no padece sus crisis, es el que , poniendo cara de cordero degollado te aconseja con voz compungida que “hay que quitarlo”.

Las personas tendrían que saber que hay que callar cuando las palabras no son mejores que el silencio.

Truc, murió en mis brazos, cuando yo ya había decidido que había que darle la infección letal, pues estaba sufriendo y su deriva era ya irreversible.

Es decir, que de hecho, yo practiqué la eutanasia a mi perro, al menos de intención, pero como muestra de afecto y cariño, no para quitarme un engorro de encima.

Y él, que era un perro muy buena persona, me ahorro a mi el sufrimiento de hacerlo. Su collar está en casa expuesto en la pared. Ningún perro lo va a usar nunca, y por lo que a mi concierne, estará allí siempre.

Truc, que seas muy feliz en el cielo de los perros.

28 Setembre 2011 Posted by | Personal | | 7 comentaris