X A R B E T

Yo soy yo, y comparto circunstancias

La Maleta

maleta verda                 Aquella vella, puta, feixuga maleta verda.

Era verde. Verde y grande. Verde, grande y dura.

Ante la inminencia de ir a estudiar a Barcelona, necesitaba una maleta y dentro de mi presupuesto, la elegí.

Me pareció estupenda, y la llené con ilusión el dia de mi partida como si ella fuera parte de la persona que se marchaba. En ella, casi todas mis pertenencias, que cabian holgadamente.

En el primer viaje, de ida, cumplió perfectamente su misión, ademas, como era nueva, tiene al menos la gracia de los primeros cien dias. ¿Quien le va a pedir explicaciones el primer dia?

La vuelta, por vacaciones de navidad, ya fue más corajuda, la muy puta, pesaba un huevo vacía, por lo tanto metiendole libros de esos que te llevas para estudiar en las vacaciones, se dejaba notar al cogerla por el asa.  Así y todo, llegamos bien después del primer trimestre. Besos, abrazos y preguntas por doquier y aunque quedaba un poco justa en el Simca 1000, llegó a casa en perfecto orden.

El problema, que luego fue redundante, fue en Enero, pasado reyes, había que volver a Barcelona, y con los libros que ni siquiera había abierto, y el queso, las sobrasadas, y alguna ropa que había adquirido, la puta de ella, se había convertido en un mole difícil de mover. Pero bueno, cuando uno sube por la pasarela del barco, disimula, no vayan a pensar que eres un flojo y la llevas como si fuera una pluma.

Lo jodido es llegar a Barcelona. Después de una noche de balanceo, apestando a camarote de tercera, con el sonido de vómitos ajenos en los oídos, llegar a tierra firme es toda una osadía. Si encima ves a lo lejos la parada de metro de Atarazanas, que parece que está justo al lado pero a la que hay que llegar haciendo un rodeo, te puede dar un patatús aunque no lleves una puta, cabrona y abusadora maleta que debe rondar los sesenta quilos. Ella, la que sin carga ya no hay quién la levante…

¿ Donde estabas cabrón, tu que inventaste las ruedas en las maletas?

El trayecto del barco a la boca del metro, la recordaré toda la vida, en parte porque se repetía dos o tres veces al año.

Y luego, bajar la escalera del metro, en aquel tiempo no había tornos, solo la mirada compasiva de la taquillera, que se convertía en burlona solo unos metros mas allá, después de comprar el tiquet, viendo a un tipo balanceándose al son de una maleta verde y grande.

Salida en estación Catalunya y vuelta a subir escaleras y bufar y rebufar en unas ramblas que no te hacen ni puto caso porque están ya acostumbradas a todo.

La única ventaja que tienen las maletas es que cuando llegas, la vacías, la pones en lo alto del armario, te olvidas de ella, y cuando la tienes que volver a necesitar, ya la has perdonado de viajes anteriores.

Con ella, pese a todo, viajé por la peninsular y Europa, incluso una vez, en plena carretera Austriaca, intentando llegar a Berna en autoestop, un camionero loco, se paró y nos llevó gracias a la maleta.

Si, si, no los lo creeréis, pero si, nos dijo que cuando nos había visto, vió que eramos gente seria porque llevábamos un buen equipaje. Seguro que si hubiera ido con la mochila de Sara, no se hubiera parado. El problema era, -ya he dicho que el camionero estaba loco- que mientras decía estas cosas, gesticulaba y movía el cuerpo, dejando el volante libre y nosotros estábamos acojonados pensando si en uno de aquellos movimientos no se escaparía por la ventana.

Con todo, y pese a los sinsabores de MI maleta, la reivindico frente a la mochila. La maleta se deja colocar, cada cosa en su rinconcito, la ropa interior debajo por si te registran, las camisas encima para que no se arruguen… mira sin son buenas las maletas, que ni siquiera se quejan cuando les pones el culo encima para cerrarla.

En cambio la mochila, ¡¡¡Hala¡¡¡ todo a mogollón, como el petate de la mili, y si no cabe, en vez de poner el culo, pones el pié, zapato y todo. Borde, que eres una borde.

Anuncis

20 Març 2015 - Posted by | Humor |

Encara no hi ha cap comentari.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: