X A R B E T

Yo soy yo, y comparto circunstancias

¡¡¡ QUE ABORTEN ELLOS !!!!

¡¡Cuantas similitudes entre el “Que inventen ellos· y el “Que aborten ellos”. ¡¡¡

 La constante idea de ser diferente que los demás, de ser “Refugio espiritual, unidad de destino en lo universal”

 Poner el mal, (lo que consideran mal) lejos del alcance de los pequeños, solo los mayores pueden acceder al pote de mermelada. El aborto es libre sólo para el que lo pueda pagar. ¡¡Biba Egpaña”.

 Vaya por delante que yo no soy partidario del aborto. En su dia, con dos hijos y pensando que no queríamos o no podíamos permitirnos un tercero, decidimos que me hiciera una vaseoctomía, para evitar un embarazo que nos habría puesto en un dilema difícil de resolver.

 Por eso, lo primero que hay que decir, es que alternativas haylas. Desde el sempiterno condón, pasando por el diafragma, el diu, las pastillas,  vasectomías, ligaduras de trompas y por ultimo la pastilla del día después.

 Me parecen demasiadas soluciones fáciles y simples como para dar demasiada trascendencia a la ultima cacicada del PP, salvo que representa un desprecio hacia un sector de la población.

 Pero  pese a mi convicción, defiendo y defenderé siempre el derecho a decidir de una madre y aunque en menor medida, también la del padre. Me parece horrible que se obligue a parir a una mujer que no lo desea.

 Pero la perversión de los grupos nacional-catolicistas es otra. Desde siempre han estado obsesionados por el tráfico de recién nacidos.

Captar a mujeres embarazadas que sintiéndose solas han ido en busca de ayuda a la Iglesia Católica ha sido siempre un objetivo de estos grupos. A algunas, les han robado pura y simplemente el niño, a otras, les han convencido de que lo den a alguna “familia de bien” que es lo mejor para ella y para el niño.

Los orfanatos, tan comunes en la posguerra, fueron una mina inmensa para familias del régimen que querían tener prole, también fueron centros de aleccionamiento y de manipulación educativa en su aspecto más duro y cruel.

Y fueron también centros de depravación donde unos individuos llamados sacerdotes, privados por su iglesia del sexo, se explayaban con los niños y eran capaces unos minutos después de “decir” misa. Entrecomillo la palabra “decir” no solo por que es de uso común, sino por que difícilmente podrían “Sentir” una misa después de sus actos depravados.

Y es en este contexto y no en otro en el que se puede entender la postura del Gobierno del PP. No puedo quitarme de la cabeza la imagen de Gallardón, escoltado por Soraya Sainz y por Fàtima Baez entrando en la sala de prensa a explicar su decisión. La compañía era de soporte, no era solo el ministro, sino el gobierno el que tomaba la decisión.

 Conocen perfectamente cual es la legislación en nuestros países limítrofes, saben de lo fácil que ha sido desde siempre el ir a abortar al extranjero, saben que volverán a hacerlo o se someterán a operaciones de dudosa garantía en España, pero esto no les importa. Que aborten ellos.

 A las personas que apoyan al gobierno, lo que quieren es entorpecer hasta el máximo que se pueda realizar en España, saben que algunas van a ir al extranjero, otras a la mesa de la cocina y a las agujas de punto, pero saben también que otras, frente a las dificultades irán a buscar su protección, para estas, están preparados, casas de adopción, cuidados durante el embarazo y por activa o por pasiva conseguir un recién nacido para sus familias necesitadas de juguetes.

 Bajo la singladura del navío de protección de la “vida del concebido”, nadie sabe lo que es eso, en todo caso seria proteger la continuidad del concebido hasta que nazca. Buscan doblegar voluntades de personas, y bajo un intento de “salvar vidas” (en realidad salvar fetos), desprecian totalmente la voluntad de la madre, y la ponen en un brete. En el supuesto que consiga ver la niño que ha nacido va a tener que elegir entre entregarlo o ser abandonada a su suerte con su bebé, porque su protección ha llegado a su término y lo que interesa no es la madre, ni la madre y el niño, sino solo el niño.

 Hay incluso en este contubernio, personas de buen corazón, que son igualmente manipuladas por la trama indigna y miserable de los nacional-catolicistas, estas también son vilmente engañadas.

 La palabra “Que aborten ellos”, es similar a la que en su día se dijo sobre la ciencia: “Que inventen ellos”, que sigan su progreso, nosotros nos quedamos estancados en nuestras miserias y nuestras atávicas costumbres y creencias, con nuestros toros, con nuestros mendigos, con nuestros orfanatos y casas de caridad, con nuestra caspa y desvergüenza.

 El nacional-catolicismo es la secta que considera que las leyes de Dios, son flexibles y maleables para los creyentes, que son ellos, pero que en cambio, de obligado cumplimiento para los que no creen o no comulgan con sus creencias. Todo una propuesta de intenciones, nosotros haremos lo que queramos porque tenemos dinero y poder, pero el pueblo, el pueblo llano, que pase por el aro.

Anuncis

21 Desembre 2013 - Posted by | Sociedad | , ,

Encara no hi ha cap comentari.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: