X A R B E T

Yo soy yo, y comparto circunstancias

EL DEFECADOR EN SERIE.

La noticia saltaba a la prensa, en Florida, habían detenido a un peligroso defecador en serie.

Ahora los alumnos de la escuela de la localidad de Ocana en Florida , pueden por fin ir a clase tranquilos, después de meses de incertidumbre. Ya pueden pisar firmes sin miedo a meter la pata cuando intenten acceder al centro.

En los últimos meses, aparecían hermosas deposiciones cuidadosamente colocadas en la entrada de un colegio. Supongo, que cuando apareció la primera, a todo el mundo le hizo gracia, la segunda, ya empezó a mosquear, y cuando apareció la tercera, empezaron a pensar que tenían un problema. La sucesiva reiteración de los frutos del vientre, les hizo saber que se enfrentaban a un peligroso bandido intestinal.

Parece que lo estoy viendo, el inspector jefe, acompañado por el detective McPerson y por el forense, mirando la cagada y diciendo con voz pretenciosa: Esto lo han depositado hace menos de media hora. El laboratorio, después de analizar cuidadosamente la consistencia, olor y aspecto del objeto del delito, indicaría horas mas tarde que el autor era siempre el mismo.

Me permitiréis, por un momento, que manifieste mi simpatía por el malhechor, Primero porque en la mas pura tradición catalana, todos conocemos al caganer, personaje simpático como pocos, y segundo porque las armas utilizadas, requieren mucha preparación y pericia, lo que le hace digno de admiración.

Porque un asesino en serie, coge la pistola, la carga y sale con ella dispuesto a matar en cuanto se le presente el objetivo, y si es Jack el destripador, pues el puñal trapero que siempre está a punto de uso. Pero nuestro personaje, tiene un problema añadido, porque imaginad que llega al lugar elegido, vigila que no venga nadie, saca el papel higiénico, se baja los pantalones y…. resulta que en aquel momento no tiene ganas?. O piensa que si, que lo va a conseguir, y solo le sale un triste pedo. Hay que recoger velas, y esperar a otra ocasión.

Y si por contra, ¿Que pasa si se encuentra tan tranquilo en su casa y le vienen ganas de defecar? Una persona cualquiera, va al baño y ya está, pero el, tiene que aprovechar la oportunidad y apretando los dientes, sale presuroso de su casa a ver si hay suerte y no hay nadie en la entrada de la escuela para dejar su presente. No hay duda de que es un trabajo muy duro, porque como sean las doce del mediodía, tiene que volver a casa, vencido y cabreado, a sentarse en la taza, pensando que está desperdiciando munición.

La intimidad del cagador en serie también está comprometida, porque los que descubren el pastel, pueden hacerle mucho daño con las criticas. “Este ayer cenó espinacas…. o tendría que evitar las alubias con un trabajo como este…”

Frases, que como es lógico pueden herir la autoestima de cualquiera.

Y el peligro de que te detengan, tiene el ridículo que acecha, porque una cosa es que te persiga la policía, que huyas a través de mil calles, saltes tapias y tires por el suelo mil cajas de fruta antes de que te cojan, y otra que te den el alto con los pantalones en las rodillas y sin darte tiempo a usar el papel higiénico. ¡¡Vaya papelón¡

En fin, os aconsejo que vayáis con cuidado los próximos días, sabéis que los delincuentes siempre acostumbran a copiar métodos y maneras y en cuanto alguien les da una idea….

Este es el enlace de la noticia:DETENIDO UN DEFECADOR EN SERIE.

Anuncis

16 Octubre 2011 - Posted by | Humor, Sociedad | ,

1 comentari »

  1. Molt bo. T’has posat a la feina i t’ha sortit rodó. 🙂

    Comentari per julio navarro | 18 Octubre 2011 | Resposta


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: