X A R B E T

Yo soy yo, y comparto circunstancias

¡MONO¡ ¡ME HA LLAMADO MONO!

Bueno,pues al parecer a Sergio Busquets, jugador de Barça, no lo van a sancionar por llamar “mono” a Marcelo. El dice que lo que le dijo fue “Mucho morro”, y claro, esto no es nada. A mi, toda la historia, me parece de una tontería excelsa, no se quién ha movido los hilos de este affaire, pero sea el que ha sido se ha lucido. Es evidente que no tienen demasiadas cosas importantes en que preocuparse.

Parece bastante estúpido, que en un campo de fútbol en el que todos, jugadores, espectadores y técnicos se insultan continuamente y la palabra mas suave que se dicen es hijo de puta, tengamos que escandalizarnos porque un jugador llama mono a otro.

Y me diréis, es que al que han llamado mono es negro. Y yo os responderé: ¿ Y que? Como si fuera de color verde. Solo ofenderá este epíteto, en el supuesto que el insultado, sienta que si, que en realidad, no es una persona, sino que es un mono venido a mas que no quiere que le recuerden su pasado.

Todos los insultos son reprobables, son fruto de una educación deficiente y un mal uso de la libertad de comunicación. También una muestra de debilidad y un síntoma de falta de argumentos. Pero los insultos racistas o sobre el aspecto físico del insultado, no son peores que otros, y si no que lo pongan en el reglamento: A un negro, le puedes llamar miserable, cabrón o hijo de perra, pero no le llames mono ni le ofrezcas cacahuetes, porque esto es muuuuuy malo.

Dejémonos de complejos estúpidos, la xenofobia tiene caminos mucho mas peligrosos. Miremos con mas preocupación los pasos y actitudes de algunos políticos que si están trabajando para discriminar y clasificar a las personas, y dejemos los epítetos futboleros en el lugar que les corresponde.

Las personas inteligentes y sensatas, sean blancos o negros, soportan con mucho estoicismo los insultos, no les afectan ni les preocupan, sobre todo, si como la mayoría, son insultos tontos y sin sentido, emitidos solo con la intención de hacer enfadar al contrincante o como argucia del juego. Solo los débiles mentales, los frustrados, los acomplejados, no son capaces de aguantar que alguien les llame mono, o cerdo , y a la primera de cambio, saltan escandalizados rasgándose las vestiduras. ¡Oh cielos¡ ¡Me ha llamado mono!

Un insulto, tiene sentido no solo en función de lo que te dicen sino de “quien” y en que situación lo diga. A mi me preocuparía mucho un insulto de alguien que me conoce bien y al que aprecio. Ahora, de un desconocido, un contrincante de fútbol o un contertulio virtual, me importa un pito lo que me diga. El insultador tiene bastante desgracia en ser como es. Mientras no me llame “Aznar”…

Anuncis

16 Mai 2011 - Posted by | Sociedad | , ,

Encara no hi ha cap comentari.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: