X A R B E T

Yo soy yo, y comparto circunstancias

DIÁLOGOS PARA BESUGOS (I)

Diálogos para besugos 1
Diálogos para besugos

−Buenos días.

−Buenas tardes.

− ¿Éste es el avión que va a Tuatu, USA?

− ¿Cómo Tuatu? ¿Dónde está Tuatu?

− En Tuatu.

− ¿Y va usted a Tuatu?

− Yo voy a Miami.

− ¿Y cuando usted va a Miami pregunta por Tuatu? De cencerro para arriba. De alucine ministerial.

− Es que me da un nosequé decir Miami y pensé que si desde mí, voy a Miami, desde usted debo preguntar por Tuatu. Tuatu para usted es Miami para mí.

− Tuatu, para mí, es una imbecilidad aérea.

− ¿Y Miami?

− Miami es Miami.

− Bueno, empiezo. ¿Éste es el avión que va a Miami, USA?

− No. Éste va a Tuatu.

− ¿Cómo a Tuatu? ¿No me acaba de decir que Tuatu es una imbecilidad?

− Sí. Es que yo soy imbécil.

− Usted perdone.

− No, si no tiene usted la culpa.

− Es la primera vez que alguien se llama imbécil a sí mismo.

− ¿Usted nunca se llama imbécil?

− ¡Jamás!

− Y los demás ¿qué le llaman a usted?

− Depende.

− Es el primer tipo al que conozco que le llaman “Depende”.

− A mí nadie me llama Depende.

− Usted acaba de confirmarme que los demás le llaman “Depende”.

− He dicho Depende.

− Yo también he dicho Depende. Y su Depende es igual a mi “Depende”, señor Depende.

− ¡No me llame señor “Depende”! ¡Usted es un imbécil!

− Sí, ya se lo he dicho. Y usted es depende de la cabeza a los pies. Es más, más que depende es usted, es redepende. Toma depende.

− ¡Esto va a terminar mal! A mí no me gusta que me llamen lo que no soy.

− Pues a mí siempre me llaman cuando no estoy. Si estoy, como me ven, ya no me llaman. ¿A usted le llaman?

− ¿Quién me llama? No he oído nada.

− Encima de depende, es sordo. ¿Le llaman a usted cuando le ven?

− ¿Quién me ve? Oiga, aquí están pasando cosas rarísimas, no oigo que me llame nadie, no veo que me vea nadie, estoy con un imbécil. ¿Qué pasa?

− Está pasando el avión que va a Miami, Tuatu para usted y los demás dependes del mundo.

− ¿Se me escapa el avión?

− Se le escapa volando…

− Yo tenía que ir en ese avión. He venido a preguntárselo…

− ¿Ha venido a preguntarme si tenía que tomar ese avión? ¡Yo qué sé! ¿Usted no sabe lo que tiene que tomar?

− ¡Claro que sé lo que tomo!

− ¿Qué va a tomar?

− Yo deseaba tomar el avión para Miami.

− Pero…¡Esto es el bar del aeropuerto!

− Entonces tomaré bicarbonato con leche. Buenas tardes.

− Buenos días.

21 Novembre 2010 Posted by | Humor, Sociedad | | 4 comentaris