X A R B E T

Yo soy yo, y comparto circunstancias

Desatascando tuberias. (El Club de los Jueves)


Escrito por: f-menorca el 28 May 2009 – URL Permanente

María del Pilar de los Acebos Martínez Pardiez, quería ser una señora. Lo había deseado siempre desde que era una niña e incluso después, cuando paso a ser “señorita”. Por eso, cuando a los diez y seis años le presentaron a su novio, se sintió feliz de dar un paso más hasta conseguir el estatus anhelado.

El novio la dejó un poco perpleja. Ella esperaba a un joven apuesto y varonil, y lo que le endosaron no era realmente lo que esperaba. Alonso López Trigo-Higueruela, era un joven-viejo de treinta años, algo, desgarbado, con la mandíbula un poco torcida y con un ojo que miraba al Ebro y el otro al Pisuerga, con la nariz rumbo a Bilbao, naturalmente.

Eso fue un problema al principio, porque el susodicho, nunca miraba de frente, siempre tenía que inclinar la cara para poder centrar la vista con uno de sus fanales. Pero claro, su rancia y regia familia, su poderío social y económico, eran factores de peso que no permitían dudas ni vacilaciones.

Vivieron un insípido noviazgo, sentados en la salita de recibir, hablando de naderías bajo la mirada atenta de su madre y de su abuela.


A los dos años, recién cumplidos diez y ocho, se casaron. Fue una ceremonia por todo lo alto con la asistencia de la flor y nata de la sociedad, en la que María del Pilar, era no solo la protagonista, la estrella y el centro de toda la atención, sino que era y se sentía ya una autentica “señora”. El novio, de frac y chistera, estaba también como un pincel, incluso la pajarita, un poco torcida, hacia juego con su vista descentrada.

La luna de miel, en un exclusivo balneario de Baden-Baden, no fue lo que ella había soñado. La primera noche, cuando llegaron, estaban al parecer muy cansados, y pasó su primera noche sola en su habitación. Se suponía que “las señoras”, no tenían prisa para según qué cosas.

El segundo día, empezó con unos púdicos baños termales, y una comida romántica en el jardín. Después, un lánguido paseo por el jardín, con las manos entrelazadas y mirándose a los ojos. Para que no se enfadase, ella alternaba la mirada entre uno y otro, no fuera a empezar su matrimonio con mal pié. Luego, se dirigieron poco a poco hasta su habitación.

Su marido en ropa interior no mejoraba nada, sus brazos y piernas eran tan delgados, que las perneras de los calzoncillos le venían anchas y hasta un huevo coronaba por el hueco.

Su primer acto sexual, fue un magreo compulsivo y una penetración que más parecía una punción que otra cosa. Su recién estrenado marido, tenía un miembro largo y estrecho que se curvaba en su empeño por entrar y que salía enseguida después de toser dos veces. Además, embestía mirando de lado como para apuntar mejor, y eso no ayudaba demasiado. Si el sexo era eso, no se había perdido demasiada cosa.

Con todo, su sueño estaba realizado, era la señora de López Trigo-Higueruela, y paseaba su palmito con mucha dignidad por el club de tenis, las fiestas de sociedad, y los múltiples eventos que se organizaban entre la gente de su clase y prosapia.

Pero claro, como era una señora, se reunía con otras, las cuales en sus tertulias, comentaban, con demasiada frecuencia batallitas de cama en la que los maridos, no siempre quedaban muy favorecidos. Ella no entendía nada, pero poco a poco sin preguntar mucho se fue enterando de algunas cosas, entre ellas que había una cosa que se llamaba desatascar tuberías que no tenía nada que ver con la fontanería.

Y como la señora estaba de muy buen ver, y su cara debía mostrar cierto desasosiego, no faltaban pretendientes que le hicieran alguna que otra propuesta que ella naturalmente rechazaba con indignación.

Pero las cosas son como son, y en una de las fiestas campestres que organizaban a menudo, un día en el que había bebido un poco más de la cuenta, después de comer, salió a dar un paseo por el bosque, y cuando se recostó debajo de una higuera para reposar un poco, se encontró con uno de los palafreneros que al verla tan lánguida, se acercó, y sin mediar muchas palabras, la sofaldó, desembragó y entró a matar con convicción y empuje.

María del Pilar señora de López y Trigo-Higueruela, no opuso mucha resistencia, dejó que los vapores del alcohol decidieran por ella. En el fondo, también estaba un poco deseosa de conocer otras suertes de varas que no fueran las de su marido, pero claro, esperaba el larguirucho y conocido estoque, y tuvo un sobresalto al darse cuenta que aquello no era una punción, sino que aquello llenaba todos los rincones, que llegaba a sitios que no habían sido frecuentados y que provocaba unas sensaciones que nunca había conocido. Las oleadas de placer iban poco a poco sucediéndose y subían hasta muy arriba de su vientre.

El orgasmo llegó sin avisar, o quizá sí que estuviera avisando hacía rato, pero como no le conocía, tuvo que dejar que derribase la puerta. La explosión, fué tremenda, llegó acompañada de un castillo de fuegos artificiales, que llenó su cuerpo de luz, sonido y color. Las pudorosas hojas de la higuera cubrieron y amortiguaron los bramidos de los amantes.

Ahíta y exhausta y con los ojos que aún le hacían chiribitas, no pudo menos que sonreír, pensando que sí, que había tenido algo atorado y que por fin, alguien había limpiado de telarañas todos sus recovecos.

El tema de esta semana iba de atascos, pero teniamos libertad para elegir el tipo, otros atascos en las páginas de:

crariza;

psiquiatra de familia;

Bloody;

quadrophenia

12 comentarios Tags:

7 Desembre 2009 - Posted by | Relatos

2 comentaris »

  1. Ya he pillado dónde andan tus relatos. Es lo bien que lo cuentas, y éste en particular, aunque la foto, (que tiene contigo su doble intención) sea medio vizca hollywoodiense, dotas de glamour tus relatos, espero que vuelvas pronto a esto que evidentemente es lo tuyo. Un beso.

    Comentari per Gales | 1 Abril 2010 | Resposta

  2. Estoy un poco espeso últimamente para los relatos, pero se que tengo que volver a ello, estoy amueblando el coco.

    Comentari per Xarbet | 1 Abril 2010 | Resposta


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: