X A R B E T

Yo soy yo, y comparto circunstancias

EL CLUB DE LOS JUECES (El Club de los Jueves)

Hacía ya tres días que había ingresado en aquella cárcel. Procuraba estar todo el tiempo posible en la celda que habían habilitado para él solo, pero a veces también tenía que salir al patio como los demás, y pese a que se ponía en un rincón, la mayoría de presos se lo miraban con interés. De alguna manera no era habitual ver a un juez en la cárcel.

Fermín Cantamisas, aún no se podía creer lo que le había pasado. Su encarcelamiento era una de las injusticias mayores que se habían hecho en el país.

El era una persona íntegra y de conducta intachable. Había dedicado toda su vida a su trabajo y a su familia. Largos años de estudio y oposiciones, sin salir de fiesta, sin divertirse, quería se Juez, y durante muchos años, su habitación donde estudiaba y la iglesia donde iba a rezar eran los únicos espacios donde había vivido.

Recordaba su primer destino en 1987 en Chiclana, tenía por aquel entonces 29 años. Allí, ya puso la primera piedra de lo que sería su labor como juez.

Aquellas dos desvergonzadas que se paseaban con los pechos al aire por la playa, se encontraron enfrente a un hombre que no se deja ofender ni amilanar, tuvieron su merecido. Pese a ser absueltas, los tres días de cárcel no se los quitó nadie.

Y es que no se puede dejar la justicia, en manos de gobiernos corruptos que permiten indecencias o que traten a los hijos como cobayas humanos. Hay una ley de dios, eterna, inmutable, única verdad. Esta ley está por encima de politicastros y leguleyos.

Ahora, veinte años más tarde, ha tenido que poner de nuevo por encima de lo escrito en la ley humana, la Ley de dios, propia de los hombres íntegros. ¿Cómo es posible que una pareja de lesbianas, decida tener un hijo, por inseminación artificial, y pretender mediante adopción, que las dos sean madres de la recien nacida? ¿Es que nadie se da cuenta de que esta niña será mañana lesbiana?

El lee la biblia cada noche, y también “Camino”, libros de cabecera que le iluminan el sendero a seguir. Estos libros le indican que está en la buena ruta, la que los hombres no pueden variar.

Pero ahora tiene miedo, algunos internos se lo miran con curiosidad, pero otros con chulería e incluso con lascivia. Esto no le puede estar pasando a él, un hombre hecho y derecho, de bien, de conducta intachable. Pero era el designo de su dios, tendría que aceptar con sumisión las pruebas que vendrían.

Fue denunciado por el CGPJ porque dicen que retrasó dos años la adopción de la niña por la pareja lesbiana de su madre. Pero en el juicio se demostró que el lo que buscaba era el bien de la pequeña, que no podia consentir que fuera educada por dos lagartas, que todo era una conjura por parte del lobby de gays y lesbianas para derrotarle. Después de dos semanas de juicio, solo le impusieron una multa de trescientos euros. Por bien pagados los daba por haber actuado en bien de la pequeña Candela.

Pero volvió demasiado pronto a su casa aquella tarde, después de leer la sentencia. Encontró la iglesia cerrada por obras. ¿A quién se le ocurre cerrar una iglesia?

El tenía necesidad de rezar, de dar gracias a su dios por la sentencia tan benigna. Porque podría volver a ser juez y velar por los desamparados. Pensó en ir a su casa, allí, en su habitación, tenía un pequeño reclinatorio bajo una imagen de la virgen del la adoración nocturna.

Al principio no pudo entender aquel amasijo de cuerpos, era como un monstruo de dos cabezas. Una era la de su mujer, la otra la de Ubunta, la sirvienta. Estaban desnudas y cada una tenía la cabeza entre las piernas de la otra.

Tuvo que matarlas. La culpa seguro que era de la infiel que había llegado de África, pero su mujer no tenía que haber pecado con ella. Cogió un candelabro de plata, con el que purificó las cabezas de las viciosas, primero la negra, después a su esposa.

Estaba seguro que sus siete hijos lo entenderían.

Y este es el articulo de referencia: UN JUEZ PECULIAR

Anuncis

3 Mai 2009 - Posted by | Relatos |

Encara no hi ha cap comentari.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: