X A R B E T

Yo soy yo, y comparto circunstancias

Los Mentesexuales

No hay duda de que uno de los avances mayores de la humanidad en los últimos tiempos es la incorporación de las mujeres a la vida pública, social y económica.

Lejos están los tiempos en los que no tenían ni siquiera derecho a voto. También están lejos los tiempos en que eran según su clase social, o meros objetos decorativos o autenticas mulas de carga haciéndose cargo de los trabajos del hogar y del campo. Eran válidas para muchas cosas menos para influir en la vida pública y social.

Hoy esto,en el mundo occidental no es así. Afortunadamente se han incorporado a la sociedad en igualdad de oportunidades con el sexo opuesto.

Y esto es algo de lo que hay que congratularse, porque el mundo no puede permitirse el lujo de prescindir de un colectivo que tiene que hacer valer su opinión.

Los hombres, no somos iguales que las mujeres. Somos distintos, en la manera de enfocar los asuntos, en la manera de resolverlos, en las ideas , en la manera de vivir, en la manera de sufrir o en la manera de reír o llorar.

La pluralidad nos hace más fuertes, más seguros, más inteligentes, más audaces y también más humildes.

Otro colectivo tiene que incorporarse también, y lo está haciendo, es el colectivo homosexual.

Cuando yo era pequeño, los maricones eran seres señalados con el dedo, marginados de los demás, objeto de burlas y de mofa. Vivian retrotraídos sobre si mismos o exagerando hasta el absurdo los gestos y los modos como señal de protesta. Vivian en su mundo, mejor dicho en su submundo. Mas tarde me enteré que también existían las tortilleras, y me costó mucho trabajo imaginar como podían hace rel amor. Pero en los dos casos, eran sujetos que vivian enfrentados a un mundo“normal”, conformados con su papel de parias.

El mundo,tampoco puede permitirse el lujo de prescindir de estas personas, perdonadme si me he referido a vosotros con las palabras maricon y tortillera, pero era lo que erais antes. Ahora, estos epítetos solo existen en el limbo de los insultos. Los homosexuales, tienen que contribuir como todos, cada uno en su sitio, integrando su personalidad, y mentalidad en un mundo de todos.

Tengo una propuesta para quien la quiera seguir, dejar de distinguir a las personas como hetero u homo. Llamémonos mentesexuales, porque en nuestro sexo, a diferenciade los animales, influye mucho la mente además de lo evidente.

Dos apuntes: Los árabes, que consideran a las mujeres inferiores y que persiguen con saña a los homosexuales. El día que las mujeres árabes se rebelen contra ésta discriminación, y pidan paso en sus países, conseguirán que la vida de todos, sea mucho menos negra, menos agria, menos cruel. Al liberar el sexo de la persona, los homosexuales también contarán para estos países.

Segundo apunte: Los sacerdotes católicos. Cuando dejen de practicar el sexo a escondidas y con sentimiento de culpa. Cuando consideren a las mujeres personas humanas. Cuando sean capaces de apoyarse en una pareja y formar una familia, serán mucho más humanos, y Dios nuestro señor, vino a la tierra a salvar personas humanas.

2 Mai 2009 - Posted by | Sociedad |

1 comentari »

  1. Gracias por tu valoración y tu aportación. Un saludo.

    Comentari per Quique | 10 Mai 2009 | Resposta


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: