X A R B E T

Yo soy yo, y comparto circunstancias

HISTORIAS DE ALCOHOLICOS

Mi padre fue un alcohólico. Uno tarda normalmente mucho tiempo de darse cuenta de algunas cosas. Y esas conclusiones a las que llegas muy tarde, después de que hayan pasado por tus narices mil evidencias sin quererlas coger, suelen doler mucho, pero no duelen de golpe, porque a esa realidad te vas acercando paulatinamente, duelen simplemente toda la vida.

La primera vez que me di cuenta, fue un día en que habíamos tenido la visita de mi abuelo, y tenía que coger el avión de regreso después de comer. Estuvimos esperando con la mesa puesta, y como no venia, empezamos sin él. Normalmente llegaba tarde, pero no tanto que no lo pudiéramos esperar.

Pero aquel día había un avión a coger, y no se podía perder tiempo. Cuando llegó, habíamos terminado de comer y estábamos a punto de llamar a un taxi para acompañar a mi abuelo al aeropuerto.

Entró en casa desmadejado, quejándose de que el trabajo le había retrasado y que para poder llegar a tiempo había venido a noventa por hora por la carretera. Evidentemente, con el seiscientos que tenia, no podía presumir de mucho más. Se definió como una víctima del trabajo y se sentó sudoroso en una silla, y aceptó en seguida que se llamara un taxi, porque él estaba demasiado nervioso y no estaba en condiciones de llevarlo.

En realidad, venia con cuatro copas de más, y realmente necesitaba quedarse en casa. Aquel día yo me di cuenta de que algo no iba como tocaba, la representación no me convenció y vi claramente que mentía.

Sigo en la época que tenía entre ocho y doce años, supongo que más bien doce, en nuestra primera casa, la de la calle Santo Cristo número siete, donde nací.

Mi madre, hablando de eso, siempre nos ha dicho que nosotros no éramos hijos de alcohólico, que había empezado a beber después. Durante un tiempo estas palabras supusieron un alivio. Yo analizándolo ahora, pienso que era una tontería. La realidad, es que si, que fuimos hijos de alcohólico, por mucho que no lo fuera cuando nos engendró.

No piense nadie que cuento eso como venganza o con resquemor, cada uno tiene que apechugar con lo que tiene, y su felicidad depende de uno mismo, no de los demás.

Lo primero que hay que decir, es que el alcoholismo es una enfermedad, tengo que agradecer públicamente al Dr Freixa del hospital clínico de Barcelona que aceptara recibir a un joven que se presentó sin cita previa y sin conocerle en su consulta, para pedirle consejo y que me dedicara más de dos horas para explicarme en qué consistía el alcoholismo. Es algo que posiblemente nunca le podré agradecer. Es el médico que no solo cumple con su trabajo, sino que hace es “algo mas “de lo que le compete para ayudar a una persona.

Me habían comentado que el Dr. Freixa era una de las personas más autorizadas sobre el tema, y puedo asegurar que lo era.

Lo primero que me dijo fue que era una enfermedad incurable. Que un alcohólico, podía dejar de beber con determinadas ayudas o tratamientos pero que lo seguiría siendo toda su vida. Una sola copa de cava por navidad después de cinco años sin probar el alcohol, podía hacer reincidir al enfermo.

Luego me explicó los diferentes tipos de alcoholismo, el habitual, el de fin de semana, el que se compaginaba con el trabajo, el que solo bebe por la noche, el que toma solo una copita de coñac al dia…

El alcoholismo tiene una dependencia física indudable, pero también psíquico. Mi amigo Bep, ya fallecido, otro alcohólico contumaz, solo se sentía bien consigo mismo cuando llevaba dos copas. Cuando no había bebido era hosco, antipático, cortante, irónico y despiadado. Cuando bebía se transformaba, se convertía en un tipo simpático, amigo de todos, dicharachero, buen compañero, servicial, trabajador… A medida que progresaba la jornada y aumentaban las copas, se volvía chulo, insultante, metete, provocador… era su ciclo.

Con mi padre sucedía lo mismo. Normalmente era tímido, seco y poco hablador. Cuando los ginets empezaban a hacer efecto, era divertido, locuaz, y extrovertido.

De alguna manera es lo que nos pasa a todos con el alcohol, nos desinhibe, nos hace más audaces, más parlanchines y más valientes.

Os puedo asegurar que a mí me gusta beber, y si la velada se prolonga y estas con amigos, el alcohol es un buen compañero de tertulia. Y es justamente porque me gusta y lo sé, por lo que hay que estar ojo avizor y atento. Hay un punto que no hay que rebasar.

Continuará

22 Novembre 2008 - Posted by | Sociedad | ,

5 comentaris »

  1. Todos tenemos contradicciones. La mía, es que no creo en Dios, no creo en el tarot y no creo en la astrología, pero he leido que los piscis, son propensos a huir de la realidad, cuando no les gusta (puede que les pase a todos, no sólo a los piscis), pero yo soy así. Noto cuando me escondo de una realidad que no me gusta, y lo puede hacer en las cosas más diversas. Ora internet, ora leyendo, ora cualquier cosa que consiga fascinarme.

    Pero en esa misma reseña, también decían qué por eso, por esa facilidad de querer huir de la realidad, los piscis son más propensos a caer en cierto tipo de adicciones. Por eso yo no me he fumado un porro en mi vida, por eso no he probado jamás una droga (y mi amigo Lepe, siempre me llamó drogoanalfabeta, porque casi desconozco hasta la terminología), pero me gusta el vino, el tequila, la cerveza… hay dos cosas… que creo que han sido en cierta forma “mi salvación”. Una, que me detectaron que era portadora de hepatitis B con 18 años y el médico me prohibió beber, años después me dijo que si podía beber algo, pero que si con esa edad me lo decía, siempre habría bebido más que con su prohibición, y dos y la más importante, que cuando me fui a vivir sola, decidí no comprar alcohol. No tomarme esa cervecita, mientras me hacía la comida, o ese martini, o ese vasito de vino. Me dio mucho miedo. Y creo que si yo no he terminado alcohólica es por eso. Puede que me equivoque, pero hoy, sigue siendo una de las máximas que más sigo (siempre hay alguna que otra excepción), que es no beber sóla. Ni cuando mi chico está fuera y yo estoy esperando a que venga. Quizá lo he llevado más allá, pero así me siento segura.

    También te diré, que según te leía, iba pensando, en que es cierto, que muchas veces, no te quieres enterar. Yo acabo de saber, que mi primo lleva siendo cocainómano más de diez años. Y lo que me dijo mi madre, es que quizá por eso a mi me resultaba tan “repulsivo”. Entiéndeme, yo quiero a mi primo, pero ya hace unos años, empecé a sentirme muy a disgusto en su presencia. Un rato en una reunión familiar, vale, pero no más. Y según mi madre, mi inconsciente lo notó, prefirió no decírmelo a las claras, pero me avisó de que algo pasaba… en fins… (tiene razón tu mujer, cuando cojo carrerilla no hay quien me pare)…

    Muaks…

    P.D.: Antes de decirte algo a ti, sobre lo que tú has escrito, no sobre mi vida, jejeje, esperaré a que termines… 😉

    Comentari per Nynaeve | 23 Novembre 2008 | Resposta

  2. Gracias Nyna por la confianza, de alguna manera me animas y me dices que la puerta está abierta y tiene dos direcciones. Gracias. Yo si creo en la astrologia, y tu tambien, aunque lo nieges. Yo soy Tauro y me gusta serlo, de hecho naci el 21 de Mayo y es el dia de corte entre Tauro y Geminis, pero yo me aferro a mis cuernos y a mi cuello de toro.
    Cuando uno reconoce su debilidad es cuando está en condiciones de defenderse. Te podria explicar mil historias de alcohol, creo que conozco el tema como la palma de la mano. Soy consumidor espóratico de porros, y esporadico de alcohol, nunca he sentido necesidad de probar algo mas, ni soy curioso ni creo que en esta vida haya que experimentarlo todo. Son más felices las personas que aceptan que no lo pueden tener todo en la vida. El problema tanto del alcohol como las drogas no son ellas mismas, sino que hacen combinaciones fatales. Mezcla Alcohol con trabajo. Droga con sexo. Alcohol y diversion. Droga y liberacion, y perderás la capacidad de ser tu mismo. Tu capacidad de elegir por ti mismo.
    Bueno, ves que yo tambien, cuando me sueltan… Seguiré escribiendo. Un abrazo.

    Comentari per xarbet | 24 Novembre 2008 | Resposta

  3. Puf, eso de que yo también creo en la astrología aunque lo niegue me ha sonado al católico que no es capaz de creer que yo no creo en Dios, jejeje…

    La verdad es que me sorprende, ver rasgos de mi carácter reflejados en un escrito sobre los piscis, y eso sí consiguió fascinarme, también llegué a la conclusión de que son tan amplios que pueden describir a cualquiera. Luego si algo no casa, te dicen que es el ascendente (sí, he investigado sobre ello, cómo lo he hecho sobre la religión), aún así, siempre me sorpreden cosas, tanto de unos como de otros…

    Frivolidades a parte, me alegro a que mi comentario te anime. Yo sí creo que hay dos caminos aunque a veces, guiamos nuestra vida y otras nos dejamos guiar por ella y es en este caso, cuando más peligroso es todo.

    De todos modos, no sé si me expliqué mal, no creo que fumar porros te lleve a más. Hay gente que se ha iniciado directamente con la heroina. No, digo, que es algo que nunca me ha llamado la atención.

    Mi madre, suspiró de felicidad, el día que teniendo yo unos catorce o quince años, nos separamos en los bajos de moncloa (madrid) un momento y se me acercó uno y yo después le dije con incredulidad a mi madre, “mami, que me ha dicho que si quiero chocolate”, y yo tenía los ojos como platos, ella me dijo, “Susana, por díos, que se refiere a drogas”… pero la sonrisa no se le borró del rostro, jejeje… pues esa es casi toda mi cultura sobre las drogas, y por eso mi amigo Lepe, se metía conmigo, a la vez que le encantaba que tuviera ese nivel de desconocimiento… ese también tenía una sonrisa de oreja a oreja, el día que me explicaba lo que era la farlopa (cosa que ahora, ya no recuerdo bien, si es coca o heroina, en polvo o que leches, tampoco me interesa…)…

    En fin, sólo un comentario, me he perdido, ¿este blog no era el archivo de la comu?…

    Besos

    Comentari per Nynaeve | 27 Novembre 2008 | Resposta

  4. Pues yo no se lo que es la farlopa, pero me suena la palabra. Este blog en teoria era el de archivo, pero lo estoy convirtiendo en el de recuerdos de mi niñez, Creo que hay muchas cosas que debo contar, y este blog ni está escondido ni tampoco mucho a la vista, solo aquellos con los que tengo confianza, y como tampoco he llegado a copiar todos los post, pues eso, que planificas mucho y al final haces lo que sale. Por cierto, en la recopilación de memes de los libros, en la ultima edición, veo que eres al única que está con minúsculas, es un fallo, no es maldad ni ganas de minusvalorarte, sosorry, en la proxima lo cambio.

    Comentari per xarbet | 27 Novembre 2008 | Resposta

  5. muy interesante post y comentarios..Es un tema complejo..yo soy Leo,..y tampoco creo en los astros ni su poder sobre el comportamiento humano..pero después de escucharos..lo mismo es que ni lo sé..

    me gusta una copa , creo que a como a la mayoría, en ocasiones especiales, en una reunión…pero sé parar a tiempo y volver andando a casa..

    También , por desgracia, he visto de cerca, en amigos, e incluso en un tio mio, lo que supone el alcohol, como adición, como droga,..ygual que el tabaco (en algunos casos),..personas enfermas graves de cirrosis, y que les ha importado un bledo y han seguido bebiendo,..e incluso los he llegado a ver con ataques de ansiedad , algo de lo que no quiero ni acordarme…

    Quiero decir ,..que todo depende de la capacidad de saber controlarse de las personas,..y que una vez más las cosas por si mismas no son buenas ni malas,…importa el uso que s ehace de ellas..

    besos

    Comentari per colombine | 13 Desembre 2008 | Resposta


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: