X A R B E T

Yo soy yo, y comparto circunstancias

EL GOBIERNO QUE NOS MERECEMOS.

Hay un dicho popular que dice que todos los pueblos tienen los gobernantes que se merecen. De hecho es así, desde el momento en que los gobernantes son elegidos por los ciudadanos. Pero incluso en los regimenes dictatoriales o popular-demagógicos, también es así. Para que una dictadura persista o para que un Chavez cualquiera se mantenga en el poder, necesita una cohorte de colaboradores que permitan que esto suceda. De hecho, en estos países, la sociedad se divide entre los partidarios del régimen y la oposición. En nuestro país, también la ciudadanía está dividida, esta vez democráticamente en dos grupos mayoritarios.

Esta dicotomía, se repite en muchos países, tanto democráticos como no, por ejemplo Estados Unidos o Gran Bretaña, también tienen dos concepciones diferentes de gobernar el país.

Y esto, ¿es bueno o malo? Debería existir un “centro” como se autodenominan algunos partidos.

Vamos a por la mayor. En eso de la política, pasa como en muchos otros ámbitos, personas de talla, de autentica talla, hombres de estado, no hay muchos. Independientemente de si son de derechas o izquierdas. La visión de futuro y de las autenticas necesidades de un pueblo es un privilegio de unos pocos.

 

¿Cuál seria para mí el político perfecto?

 

Proyecto político claro y definido.

Visión de estado, las necesidades reales del país están por encima de las ideologías.

Decir toda la verdad de un asunto, sin esconder nada a pesar de que piense que se pueda mal interpretar o ser usado torticeramente por algunos.

No gobernar en función de las encuestas, sino en función de los objetivos trazados.

Capacidad de liderazgo y de comunicación.

Sensibilidad para con los más humildes, los desfavorecidos y los marginados.

Sentido de justicia más allá de la leyes.

 

Y dicho esto, pienso que sirve tanto para un político de derechas como de izquierdas.

 

Y sirve tanto para un político con mando real que para uno de la oposición.

 

Y el centro, del que hablábamos antes, no necesita ningún partido político, es suficiente con que exista un grupo importante de personas capaces en un momento determinado de votar tanto a uno como a otro, que ocupe el centro de votación y que se incline según los tiempos por uno u otro.

 

Pero este centro….

 

Debería tener también las virtudes de su líder, también tendría que tener visión de estado y no solo visión localista.

 

Debería querer saber la verdad real y no aceptar demagogias.

 

Debería saber juzgar a los políticos por sus hechos y no por su palabrería

 

Debería tener un sentido de justicia y de sensibilidad hacia los desfavorecidos.

 

Seria un centro sabio que seria acreedor de un gobierno sabio.

 

Por eso, cuando los políticos en su palabrería vana y fatua, ofrecen purria, es que se dirigen a unas personas que no quieren ni merecen nada mejor.

12 Mai 2008 - Posted by | Politica |

1 comentari »

  1. vistes les dificultats existents en aquesta comunitat del País, emigre a una altra plataforma, cosa que et comunique per si decideixes llegir-me.vistas las dificultades existentes en esta comunidad del País, emigro a otra plataforma, lo que te comunico por si decides leerme.http://demiratgesialtresatzucacs.blogspot.comSalut.Julio

    Comentari per jpolinya | 11 Juny 2008 | Resposta


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: